Península Valdés

Alojamiento en Península Valdés | las ballenas de Península Valdés | Comida en Península Valdés | Cuántos días en la Península Valdés | Cuándo ir a Península Valdés | Excursiones en Península Valdés | Transporte en Península Valdés

Cielos patagónicos / Patagonian skies

Para cualquier amante de la naturaleza la Península Valdés debe figurar como destino destacado en cualquier recorrido por la Patagonia. A pesar de estar muy distante de otros puntos como El Calafate y El Chaltén o Ushuaia, vale la pena el esfuerzo de tiempo y dinero necesario para llegar hasta la Península.

Para nosotros, la estancia en la Península Valdés puso el broche de oro a nuestro viaje por la alucinante Patagonia. Vinimos hasta aquí atraídos por la llamada de ballenas, pingüinos y un paisaje bien diferente del de la cordillera andina.

Pingüino de Magallanes / Magellanic Penguin

Después de 11 días en los Andes, costó acostumbrarse al cambio de paisaje, con ausencia de relieve y dominio de la estepa. Además de unas temperaturas mucho mayores.

Southern right whale / Ballena franca austral, Península Valdés

Para los amantes de la naturaleza, las ballenas justifican el viaje hasta la Península, y nuestro único arrepentimiento es no haberles dedicado todavía más tiempo. El espectáculo que ofrecen es único en el mundo, y poder contemplarlo es un auténtico privilegio (encontrarás más información sobre ellas en la sección ballenas).

Puerto Pirámides

EL PROBLEMA LOGÍSTICO

Casi todo el mundo incluye en su paso por la Península Valdés una visita a la pingüinera de Punta Tombo (hemos dado más información en la sección excursiones), que se encuentra a 171 kilómetros de Puerto Madryn. Esta visita a la pingüinera suele hacer estragos con la planificación viajera, porque supone un largo desplazamiento en el sentido contrario de la Península.

Sin quererlo, acabamos encontrando una solución a cómo distribuir mejor nuestro tiempo en la región. Sabíamos que nuestro avión llegaba un jueves por la tarde a Trelew (donde aterrizan la mayoría de los vuelos) y que saldríamos en autobús de vuelta a Buenos Aires desde Puerto Madryn la tarde-noche del domingo. En principio habíamos pensado hospedarnos en Puerto Madryn, como hace casi todo el mundo. Con más de un mes de antelación, consulté precios y disponibilidad de habitaciones con una decena de hoteles de la ciudad. Todos ellos me respondieron diciendo que no tenían habitaciones (atención, octubre es temporada alta en la región).

Ahí nos pusimos a pensar y llegamos a una solución que, por lo menos para nosotros, fue perfecta. Quiero colocaros un mapa para que entendáis mejor el desafío. De norte a sur, los puntos señalan la localización de la Península Valdés, Puerto Pirámides, Puerto Madryn, Trelew y Punta Tombo.


Ver Península Valdés en un mapa más grande

  1. La noche de nuestra llegada a Trelew, dormimos en la misma Trelew.
  2. A la mañana siguiente, visitamos la pingüinera, y de ahí volvimos hasta Puerto Madryn, donde nos esperaba un coche alquilado. Retiramos el coche y esa noche ya estábamos en Puerto Pirámides.
  3. El día siguiente lo pasamos entero en Puerto Pirámides, donde hicimos dos navegaciones (una de 2 horas y media y otra de 4 horas) para ver las ballenas.
  4. El último día recorrimos parte de la Península y volvimos a Puerto Madryn, para entregar el coche alquilado y subirnos al autobús de Buenos Aires.

Puerto Pirámides

Puerto Madryn, que parece un lugar agradable, tiene la desventaja de que te obliga a aumentar el tiempo de cualquier excursión. Para ir a la pingüinera, dos horas más que desde Trelew (una a la ida y otra a la vuelta). Para ir a la Península Valdés, tres horas más que desde Puerto Pirámides. Haber descartado Puerto Madryn fue una de las mejores decisiones que tomamos en nuestra planificación del viaje.

En las secciones que aparecen listadas al comienzo de esta entrada encontraréis muchos más detalles que os ayudarán a preparar vuestro recorrido por la Península Valdés.