recorrido

En este texto te contamos cómo establecimos el recorrido de nuestro primer viaje a la Patagonia.

Desde el principio de la planificación de nuestro primer viaje teníamos bastante claro que nuestro periplo patagónico comenzaría o acabaría en Ushuaia.

Ahora bien, teníamos dos posibilidades: hacer un recorrido de norte a sur (comenzando por Península Valdés y acabando en Ushuaia) o realizar un recorrido en el sentido inverso, de sur a norte, que fue el finalmente hicimos (ver mapa al final de esta entrada). La razón principal de esta decisión de viajar de sur a norte fue que comenzamos nuestro viaje durante el festivo del 12 de octubre, cuando la Península Valdés se llena de turistas que celebran una de las grandes fiestas anuales. Queríamos evitar esa aglomeración. Por eso dejamos las ballenas para el final.

Igualmente, en muchos lugares habíamos leído que los paisajes de El Calafate y El Chaltén son mucho más impresionantes que los de Ushuaia, y para evitar cualquier tipo de decepción empezamos el viaje por el lugar que teóricamente tenía menos para ofrecer.

Esta sería la recomendación de DE VIAJE A LA PATAGONIA: comenzad vuestro viaje por Ushuaia. Es un destino bellísimo pero cuyos atractivos pueden palidecer cuando se comparan con la belleza brutal de los glaciares y las montañas de El Calafate y El Chaltén.

Hicimos todos los desplazamientos, con excepción del último, en avión. La razón no fue otra que evitar perder tiempo en la carretera. Somos conscientes del alto nivel de comodidad de los autobuses argentinos y llegamos a plantearnos la posibilidad de viajar por carretera de El Calafate a Puerto Madryn. Pero era muchísimo tiempo perdido, y acabamos por pagar el precio escandaloso del billete de avión El Calafate – Trelew.

Nos dejamos 15 horas de autobús para el final, de Puerto Madryn a Buenos Aires.

Una vez acabado nuestro primer viaje, nos quedamos muy satisfechos con el recorrido realizado.